-¿Quién eres tú?

¿No me conoces después de todo este tiempo?

Solo te acuerdas de mí cuando estas acabado, cuando no te queda otra, cuando estas cansado, soy tú última opción ante el fracaso, conmigo no tienes que recurrir a la valentía de hacer lo que debes de hacer…

¿Aún no sabes quién soy?

Si que lo sabes, pero no quieres reconocerlo.

Yo te he enseñado todo lo que sabes, yo te hago fuerte y también te hago débil, soy yo quien te hace daño y también quien te cura.

¿Me vas sintiendo de nuevo verdad? Como en los viejos tiempos.

No puedes cansarte de mi ¿ qué vas a hacer esta vez? ¿lo de siempre?

No puedes hacer nada ahora y lo sabes pero quieres ¿verdad?

Tienes valor u otra vez tendré que amargarte, ¿cuánto aguantarás esta vez? No te preocupes, se te pasará en unos días.

Siempre has sido un idiota, sabes multiplicar cualquier numero y no sabes sumar 2 + 2.

2+2 fácil, ¿que te pasa? ¿nunca aprenderás verdad? te puedo decir 100 veces como hacerlo y aún así seguirás sin saberlo.

Tu siempre has sido así aunque no lo supieses, estoy contigo desde que naciste, me puedes llamar miedo, pero no soy exactamente eso, soy mucho más.

Ingenuo, vuelves a mi una y otra vez, vienes a que te de lo que te mereces y te vas y sí, aquí estoy de nuevo para darte lo que te corresponde, tú y solo tú te lo has buscado.

¿Sabes lo que va a pasar verdad? Sí , claro que lo sabes, siempre lo sabes o por lo menos lo intuyes pues yo también te lo enseñe y soy un buen maestro.

Agacha la cabeza, ya sabes lo que tienes que hacer. Tu voz esta encarcelada dentro de mí. No hace falta que digas nada tranquilo.

Quieres porque yo quiero, odias porque yo odio y lloras porque yo lloro. Eres fácil de controlar.

Me escuchas ¿verdad?

Pues prepárate porque estoy empezando.

– Te estaba esperando, esta vez he cambiado algo.

Anuncios